buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 5:58 min. rellotge



El pensamiento prefilosófico de Egipto: La importancia del Sol como astro creador y regente

Egipto consideró a Ra como el dios que proporciona la luz y el calor necesarios, y cuyo ministro es Thot, el dios lunar, creador del calendario.

En Egipto hubo, ante todo, funcionarios y hierogramáticos, que se dedicaban a filosofar acerca de los fundamentos teóricos de su profesión. El pensamiento religioso de Egipto era físico y metafísico al mismo tiempo: era en la teoría en la que se fundamentaban las técnicas rituales practicadas en los templos para asegurar el buen funcionamiento del cosmos. A su vez, los consejos laicos eran un cuerpo doctrinal que pretendía garantizar el buen funcionamiento de la sociedad.

Lo que se conoce sobre los métodos de la aritmética y de la geometría de los egipcios ha sido gracias a algunos de los manuales de cálculo práctico. Y en lo que respecta a la medicina, existe un tratado excelente de anatomía y de fisiología. La enseñanza egipcia se basaba en ejemplos concretos, más que en la exposición de teorías generales. Además, la educación estaba dirigida a formar técnicos que conociesen las normas canónicas, y hasta cierto punto, sagradas, de su profesión, y a funcionarios que fueran sumisos a esas reglas tradicionales definidas por sus antepasados.
Pero la historia del pensamiento prefilosófico egipcio sigue siendo bastante incierta, excepto en lo que respecta a sus líneas generales. Los tratados y las glosas específicas resultan extraños y han de reconstruirse algunas de las proposiciones y tratar de ordenarlas de forma hipotética en sistemas.
También hay que tener en cuenta el hecho de que existe la dificultad de que se carece de una comprensión exacta del sentido fundamental y de las implicaciones de algunas de las raíces de las palabras, de algunos vocablos, de ciertas series de palabras que se utilizaban para referirse a los atributos de lo divino…, todo ello unido a la ignorancia que se tiene respecto de la mentalidad egipcia. Los orígenes de la religión egipcia son objeto de especulaciones, y de hipotéticas reconstrucciones. Por ejemplo, la teoría según la cual el primitivo egipcio comprendía el universo y la institución monárquica como el resultado de dos principios complementarios (denominados Norte y Sur), es una teoría que habría de ser revisada.

La antigua escuela de egiptología daba cuenta de las incoherencias asegurando que eran el resultado de la yuxtaposición de diversas mitologías locales. Mientras que una de las más jóvenes escuelas defendía que el egipcio primitivo intentaba captar la apariencia y el dinamismo de un fenómeno mediante diferentes analogías mito-poéticas.
Existen tres grandes cosmogonías, la de Heliópolis, la de Menfis, y la de Hermópolis, que imaginan el surgimiento del mundo a semejanza de la formación del terreno egipcio por el Nilo, y que aseguraban que la génesis del mundo había empezado al nacer una isla en el seno de un océano denominado “Nun”, que ya existía previamente. Además todas ellas presuponían que en ese lugar el demiurgo (solo, sin padre ni madre), se había manifestado. Fueron los sacerdotes quienes tuvieron que idear muchas combinaciones para así poder unificar las diferentes mitologías que describían de modos muy diversos la aparición del dios y sus procedimientos para dar lugar a la creación del mundo. Algunos clérigos empezaron a ajustarse a la creencia de que el dios mayor era el Sol, Ra, fuente de luz, fuente de calor…, siendo el resto de dioses hijos, descendientes o parientes de este dios supremo. Cuando Ra llora, los hombres y los peces empiezan a existir, aunque, aun así, continuaron preguntándose por la naturaleza de ese gran dios que se dio la existencia a sí mismo.

Para los egipcios es en el corazón donde reside el pensamiento, y es por eso por lo que las palabras transmiten un plan del mundo formado en el espíritu del creador. Por otro lado, las especulaciones egipcias acerca del “logos” activo y del “nous”, provienen del hecho de que dos de los mayores atributos de Ra son el poder de dar órdenes y el conocimiento. Aunque también existe uno que supone una prolongación de ese poder ordenador, que es la magia verbal que fue la que permitió crear el universo, y que tiene un poder sobre la marcha misma tal universo.
El dios Ra disponía de un primer ministro, llamado Thot, al que los griegos denominaron Hermes, y que era el dios lunar, el descubridor del cálculo y del calendario. Al ser su lengua es el que se encarga de ordenar el mundo creado, a modo de gran mago, y a modo de patrón de la justicia y de la administración. Incluso es el inventor de los nombres, de ahí que, como los nombres se escribían mediante imágenes, algunos sacerdotes desarrollaran una filosofía de la escritura, para que, por ejemplo, los signos utilizados para escribir el nombre de un dios fuesen capaces de evocar mediante una imagen los atributos de ese dios. Se trata por lo tanto de una teoría de la correspondencia entre el valor fonético de los signos y la realidad dada en imágenes por la escritura. Pero esta teoría no se desarrolló de forma plena hasta la época helenística.
Esa concepción del poder creador único, junto con la concepción de la unidad de lo divino, proporcionó un precoz concepto de Dios, de un ser divino que va más allá de la personalidad de las divinidades locales, lo cual supone un importante esfuerzo de abstracción que influyó tanto en la ética egipcia como en la religión oficial egipcia.

A principios de la civilización faraónica el dios de cada terreno era considerado el creador universal que tenía en sí el poder de mantener la vida de animales y plantas. El que se produjera esa unificación de las teologías en torno al rey Sol llevó a que se generalizara la doctrina del eterno retorno: la noche es la inmersión del Sol, ya envejecido, en la oscuridad del océano primordial, y cada mañana se le ve regresar, rejuvenecido, habiendo luchado contra las fuerzas rebeldes existentes desde los primeros tiempos del mundo. La inquietud ante el misterio de las fases lunares dio lugar a que se tomaran precauciones rituales, y a que se reflexionara acerca del sustituto de Ra en la noche. A lo largo del Imperio Nuevo se reprodujeron diferentes composiciones que cuentan en imágenes el viaje nocturno de Ra en su barca, y la renovación de la energía que hace brillar al astro. El cuerpo del astro “muerto” es regenerado por la serpiente de la eternidad, y es arrastrado a una nueva existencia por el escarabajo. Este tipo de composiciones ponen de manifiesto un deseo de comprender la naturaleza del Sol, la energía que rige el mundo, y reflejan las dudas e interrogantes de los teólogos ante la cuestión de que exista un motor universal capaz de mover el mundo y todo lo que en él se encuentra. El Sol se convirtió en el señor universal, en una forma activa que contiene en sí el cielo, el agua, el aire, la tierra…, que es infinito y que carece de todo límite temporal y espacial, que constituye el alma del universo.

La hija de Ra es una diosa que se simboliza con una pluma, y está asociada a la idea de la exactitud, y a su vez contiene las ideas de veracidad y de justicia; ante todo representa el derecho del cual provienen las normas que aseguran el buen discurrir de esa sociedad faraónica. Pero no es sólo una especie de norma abstracta, sino una fuerza física, la hija de Ra es la armonía que éste introdujo en la creación a modo de elemento activo que destruye a los enemigos. De hecho, la reordenación del cosmos está vinculada al triunfo de Maât (la hija de Ra), que engloba las normas sociales y los ritmos de la naturaleza. Así se estableció un vínculo entre la restauración político-social y la creación, entre los adversarios míticos del dios y los enemigos de los propios egipcios. En la mayor parte de los textos se pone de relieve cómo el adorar a Maât supone no dañar al resto de seres humanos, no introducir desórdenes en el ámbito social…, y estos aspectos tuvieron una gran primacía sobre el resto, puesto que suponían la armonía del universo: la armonía política y moral de las sociedades.








...por Ana González ...por Ana González


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2010 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::